Skip Navigation Links
MAHATMA GANDHI
 
Su verdadero nombre: Mohandas Karamchand Gandhi; nació en Porbandar, el 02 de Octubre de 1869, murió en Nueva Delhi, el 30 de Enero de 1948.

Pensador y líder del nacionalismo indio. Es la personalidad indígena más relevante de la historia india contemporánea. Domina la escena política y social de la India durante la primera mitad del siglo XX. Valioso legado de su actividad encaminada al bien de sus compatriotas y a la independencia de su país en el marco de una extraordinaria concepción filantrópica y humanitaria, ha quedado la obra titulada por él
"Historia de mis experiencias con la verdad" (que en su primera redacción data de unos veinte años antes de su muerte), una mole ingente y varia de artículos publicados en revistas y periódicos, numerosos discursos oficiales pronunciados en la India y en Inglaterra y las abundantes alocuciones de carácter familiar y paternal dirigidas al pueblo y cuyo vivo y religioso recuerdo se mantiene todavía.

Pasó la infancia en un ambiente familiar ordenado y recogido que dejó en él una huella indeleble. Su padre era funcionario estatal de grado elevado y su madre conservaba una fe religiosa apasionada y operante que se remontaba a las antiguas y sagradas tradiciones brahmánicas e hindúes. Después de haber seguido en su patria un curso regular de estudios y cuando tenía cerca de veinte años, mantuvo durante tres años un primer contacto directo con la cultura occidental, viviendo en Londres, donde esperaba perfeccionarse en los estudios jurídicos.

Regresó después a la India; pero no permaneció allí mucho tiempo. Los ideales que guiaron toda su vida y que se identifican con un ardiente amor a la India (cuya antigua civilización y algunas épocas gloriosas de su historia trimilenaria se le aparecían como firmes bases para la deseada unión nacional) y una necesidad innata de llevar a cabo la difícil misión con un espíritu de amor y caridad hacia la humanidad entera, comienzan a revelarse públicamente con el generoso impulso con que Gandhi -habiéndose trasladado en 1893 al África meridional- se dedicó a realizar la obra de redención y de elevación moral y social de muchos millares de indios allí residentes.

Numerosas y variadas fueron sus iniciativas humanitarias; instituyó colonias agrícolas y hospitales, y, sobre todo desde entonces, trató de eliminar las castas y religiones que dividían a su pueblo. En sus relaciones y en sus inevitables choques con las autoridades gubernativas de Sudáfrica inauguró un método de lucha, o mejor de resistencia que mantenía el respeto a la persona humana y evitaba la revuelta armada; y ya en África, en 1906, puso en práctica el "satyagraha" ("obstinación por la verdad"), conocido en Occidente con el nombre de "resistencia pasiva".

Regresó a finales de 1914 a la India, donde llevó una vida retirada hasta 1918, término de la primera Guerra Mundial. A partir de este año, Gandhi fue prácticamente el jefe del movimiento nacionalista. Su bandera, al principio la simple "autonomía", que toma su base de la "autonomía económica" a la que se llega mediante la "no colaboración" y después con la "desobediencia civil", pasa a ser en fin el símbolo de la "independencia nacional" ("svaraj").

1920 señala una fecha importante en la vida de Gandhi, porque fue precisamente en este año, en ocasión de la sesión extraordinaria del Congreso Nacional Indio en Calcuta y en la ordinaria celebrada poco después en Nagpur, cuando Gandhi obtuvo un gran éxito personal, por cuanto en la primera fue aprobada y en la segunda ratificada la puesta en práctica de una gradual resistencia pasiva, deseada y ardientemente propugnada por Gandhi.

Se convierte entonces en primerísima figura, no sólo en el seno del Congreso, sino en toda la India; y a este año se remonta el título de "Mahatma", que el mismo pueblo le confirió en un impulso espontáneo de entusiasmo 

y de devoción; y dicho apelativo, que significa literalmente "el magnánimo" y alude a sus dotes de "profeta" y de "santo" que las masas le reconocían, lo glorifica y lo señala para la posteridad.

Los períodos sucesivos de la vida de Gandhi muestran una ininterrumpida serie de episodios durante los cuales continuó su actividad política, con pausas más o menos largas pasadas en duras prisiones. De 1930 es una vigorosa llamada directa al pueblo, redactada por entero por Gandhi y sancionada por el Congreso; llamada en la que se siente vibrar toda la pasión y todo el amor de Gandhi por su tierra madre y su anhelo por liberarla de la dominación extranjera. De aquel mismo año es su valerosa actuación contra las leyes del monopolio de la sal y su memorable marcha de tres semanas, osada y simbólica al mismo tiempo, realizada en medio del entusiasmo irrefrenable de las muchedumbres a lo largo del recorrido que separa la ciudad de Ahmedabad de la pequeña localidad costera de Dandi.

A finales de 1931 participa en Londres en la segunda conferencia de la Mesa Redonda. Pero la conferencia marcó un fracaso para la causa india. Vuelto a su patria, Gandhi vivió durante algunos años apartado de la política oficial; pero dedicado a su apasionada atención a los problemas sociales, especialmente al concerniente a los "intocables". Reapareció en la escena política en 1940, durante la segunda Guerra Mundial, y con indómita constancia, continuó luchando -siempre inerme- por aquellos ideales de cuya fe nunca se apartó; y así mantuvo una esperanza inquebrantable hasta el día de su sacrificio.

Gandhi ha sido jefe y maestro de su pueblo y lo ha guiado a la consecución de la meta que había soñado ardientemente. Gandhi vio la India independiente, aunque no se haya verificado su deseo de fundir hindúes y musulmanes en unitaria convivencia. Y, ciertamente, ello constituyó una espina, a la que se añadieron las amargas desilusiones y dolores por las violencias y los estragos que acompañaron al nacimiento de la Unión India y del Pakistán.

Extraordinaria figura de asceta indio, Gandhi no pasó su existencia en el tradicional eremitorio solitario, sino que fue impulsado por su infinito amor a su tierra madre y a sus hermanos a vivir -excepto algunos breves paréntesis- en me

dio del mundo y a practicar sus virtudes ascéticas, aun permaneciendo en contacto con gobernantes y métodos políticos del pleno siglo XX. El amor ("ahimsa") fue su arma política, y se nos aparece totalmente dominado por aquel sentimiento de bondad y de afectuosa dulzura que es la nota dominante del Visnuísmo.

Sus repetidos y dolorosos ayunos (realizó dieciséis, el último de ellos pocos días antes de su fin en un intento de conseguir la paz religiosa de toda la India) eran la prueba de una completa entrega a su causa y consiguieron la devoción de las masas; su palabra apasionada las entusiasmaba, sus plegarias y sus invocaciones al dios Raro, recitadas en público, conmovían y arrebataban al auditorio. Actuó políticamente siguiendo medios que estaban en neto contraste con la práctica dominante, consideró despreciable el principio según el cual el fin justifica los medios, principio que muchos siglos antes, un maestro indio de política, Kautilya, había exaltado y puesto en práctica con un realismo sin escrúpulos.

Pero el método, diríamos evangélico, predicado y realizado por Gandhi consiguió el deseado triunfo. El desconsolado anuncio hecho a las gentes de que el padre ("bap") había muerto, el dolor del pueblo impresionado por la noticia del trágico fin, la consagración de sus cenizas, sumergidas religiosamente en numerosos ríos sagrados del inmenso país, revelaron al mundo que la India había perdido a su más grande santo de la Edad Moderna.

 


MAHATMA GANDHI Y LA FRANSMASONERÍA
(al conmemorarse 100 años de su nacimiento)
*Tomada de la Gran Logia de la India*

¿Fue Gandhi masón?... la pregunta puede parecer graciosa y para algunos incluso profana. Pero en este año que se conmemora el centenario del nacimiento del Mahatma, la pregunta es relevante e importante para la masonería.

Para el observador superficial la respuesta a la pregunta planteada anteriormente es: "No". Aunque para Pandit Nehru Motilal y Rajaji, quienes fueron masones, Gandhi no era miembro de la Orden, pero en todos los sentidos de la palabra: FUE UN VERDADERO MASÓN. Uno puede desear que los masones de todo el mundo, especialmente los de la India, pudiesen llevar una vida pura, así como piadosa, mientras guían cada momento de su existencia.

No hubo mayor exponente de los principios básicos del amor fraternal, la caridad y la verdad; y pocos lo practican en sus vidas como lo hizo él. De la piedad, era el ejemplar más destacado de nuestro tiempo y aún de todas las edades. Los admiradores y críticos por igual lo han aclamado como un sucesor legítimo, en la larga línea de videntes santos ad = Avatares , los Rishis y Buda , Cristo , Mahoma , Zoroastro y el Sikh Gurus .
 
Su actitud era de completa en fe, y en la entrega total a Dios. Un candidato a la masonería se le dice en el umbral de su carrera que "Cuando el nombre de Dios se invoca, confiamos que nos puede salvaguardar de algún peligro" . Cuando su hijo mayor Manilal estaba gravemente enfermo y no le otorgaba un tratamiento naturista, Gandhi simplemente se resignó al Señor y oró: "Mi honor está en tus manos, oh Dios, en esta hora de peligro" . En un corto tiempo Manilal se recuperó y estaba bien en el camino hacia la recuperación. Es en este espíritu que los Masones se les exhorta a entregarse a la voluntad del Gran Arquitecto del Universo. Como dice el Señor Krishna en el Bhagavad Gita: "Al final de muchos nacimientos, el hombre sabio se viene dando cuenta de que todo esto es Vasudeva (el Ser más interno), un alma tan grande (Mahatma) es muy difícil de encontrar".

Gandhi era la encarnación de la fe inquebrantable en el Dios Vivo y Verdadero Altísimo, porque él ha dicho: “la religión para mí es una fe viva en lo oculto de la Fuerza Suprema"; Él nunca se preocupó por los resultados de sus acciones; en su lugar se concentró en los medios para llevar a cabo esas acciones; decía: "Cuando estoy seguro de la pureza de los medios, la fe es suficiente para seguir adelante".

El lema masónico del amor fraternal, la caridad y la verdad era el credo de Gandhi a lo largo de su vida, que no sólo predicó sino que indefectiblemente lo practicó. Firme creyente en la Paternidad de Dios y de la hermandad del hombre, el servicio al prójimo, el servicio a la vida era para él la única religión. "La humanidad", dijo,: "está dividida en estanques compartidos; Los hombres pueden ocupar mil habitaciones, pero todos ellos están relacionados entre sí". Al igual que el Papa Juan XXIII, Gandhi creía que lo importante es continuar amandonos los unos a los otros, en lugar de apoderarnos de lo que une a los hombres, dejando de lado esas pequeñas cosas que hacen que los hombres nos enfrentemos unos contra otros. Como se dijo de Jesús Cristo, al hablar con la gente sobre los problemas individuales, Gandhi siempre les aplicaba el principio del amor, sin embargo, ni por un solo momento parecían dudar de la realidad del bien y el mal, o la necesidad de un juicio moral correcto.

Siempre dejó caer una lágrima de compasión sobre las aflicciones de los demás y vertía el bálsamo curativo de la consolación en el seno de los afligidos. La caridad, en el sentido más amplio del término: “el respeto de los demás, el tener conciencia, la consideración por los sentimientos de otros, la comprensión de la simpatía, era la regla de su vida”. Él dijo una vez: " Por naturaleza estoy enmarcado de forma tal, que toda calamidad me conmueve, con independencia de las personas a las que se puede apoyar. "

Y, en cuanto a la verdad, ¿quién no conoce la fidelidad inquebrantable de Gandhi a la verdad? Su verdad no era más que la honestidad o la unidad de pensamiento, palabra y obra. Tenía una comprensión más amplia: "Todo lo que aparece y pasa sobre y alrededor de nosotros es incierto, transitorio", dijo, " pero no hay un Ser Supremo escondido en ella como una certeza, La búsqueda de la Verdad es el buen sumo de la vida". Una vez más, "Quiero ver a Dios cara a cara. El Dios que conozco es la Verdad; Para mí, el único medio seguro de conocer a Dios es la no-violencia y la verdad " .

 
A los Masones se les habla de las 24 horas del día y de la forma en que se van a gastar. Gandhi pasó a todos ellos en la oración a Dios Todopoderoso, durante sus horas de vigilia e incluso en sus sueños, en la hora (y sin mucho) de descanso y en el servicio a la humanidad. Aunque fue un hindú acérrimo, por su concepción de Dios fue acusado de catolicidad extremista. Él ha dicho: "Hay un solo Dios para todos nosotros, si nosotros lo encontramos a través del Corán, la Biblia, el Zend -Avesta, el Talmud o el Gita y Él es el Dios de la Verdad y el Amor, no tengo interés en esta vida el asegurar el de demostrar esta fe. "

Sus actividades personales y públicas se elevaron a las alturas sublimes - en la fraseología masónica, "Gloria a Dios en las alturas, paz en la tierra y buena voluntad para con los hombres" . Él pensó, habló y actuó en todo en el espíritu de las famosas palabras de Abraham Lincoln: "Con malicia hacia nadie, con caridad para todos, con la firmeza en el derecho que Dios nos da a conocer el trabajo que hacemos, para hacer todo lo que podamos lograr y celebrar una paz justa y duradera entre nosotros y con todas las naciones" . Muchas fueron las ocasiones en que ofreció su vida como un sacrificio en el altar de la paz, la armonía y el amor.

Por puro coraje de la convicción y la firmeza en el propósito, así como por la pureza y moralidad de su actitud, él tenía pocos paralelos en su curso de la vida o de la historia. En un memorable discurso , dijo : "Que alguien me diga ahora, que no tengo en mí algo que me guía” . “ Usted tiene que estar en contra de todo el mundo, aunque es posible que tenga que estar solo, tendrá que mirar el mundo en la cara, aunque el mundo pueda mirarlo con ojos inyectados en sangre, no tema, Confíe en aquello humilde que reside en el corazón”. dice: “Dejad amigos, esposa y todo, pero dar testimonio de lo que han vivido y para lo que tienen que morir" . Para él, su vida no era nada en comparación con su devoción a su deber y con la confianza depositada en él por Dios. Como Hiram Abiff hizo en la antigüedad, Gandhi se enfrentó a la muerte satisfecho en el desempeño de su deber ante su conciencia.

A uno puede permitírsele recordar que, en uno o dos puntos se diferenció de un masón, pero sólo superficialmente. Aborrecía el secreto como un pecado, mientras que los masones tienen ciertos secretos que ellos están obligados a custodiar celosamente. Pero el secreto tiene connotaciones distintas. Los secretos de un masón son personales, piadosos y morales, no como los del Klu Klux Klan que implica la conspiración, la violencia y el daño a los demás. La objeción de Gandhi al secreto fue que era subrepticio, deshonesto y perjudicial.

Lo otro es una cuestión de controversia, aunque aquí de nuevo, es sólo aparente. Nuestros reglamentos nos llaman a obedecer las reglas de nuestra tierra y de someternos a los decretos de la legislatura, suprema y subordinarnos. Pero también nos cobran cada vez que hay que recordar que la naturaleza ha implantado en nuestro pecho, un apego sagrado e indisoluble hacia ese país de donde derivamos nuestro nacimiento y a la crianza infantil. Obviamente, por lo tanto, las acciones de cesación Francmasónica, se refieren a una verdadera puesta a punto nacional y se refieren sólo a las leyes promulgadas por la legislatura de un soberano elegido por nuestro propio sufragio . Tal no era el caso en la política del día de Gandhi. Un ex juez de la Corte hace una distinción entre las leyes aprobadas por un país autónomo y las que le impone por una potencia extranjera. Él dice: "Como ciudadanos de un país autónomo, no tenemos derecho a romper lo que se llama la ley sin ley, Las leyes aprobadas por la legislatura soberana de un gobierno propio país democrático, llevan el sello de aprobación de la comunidad, como se representa en la legislatura. Estas leyes, al haber sido promulgados por la propia comunidad, al no ser impuestas por un poder exterior, tienen una sanción que no posee leyes infligidas por un poder extraño, en un pueblo que no quiere acatar" . (Subrayado por el autor).

Por otra parte, el enfoque de Gandhi no era sólo político, sino moral y religioso; él generalmente odiaba lo anticonstitucional y las ilegalidades, pero él no hizo un fetiche de ellos cuando se trataba de cuestiones nacionales, humanas y morales más grandes. En general su satyagraha (la insistencia por la verdad) era contra las leyes desagradables; estaba de acuerdo en la cooperación entusiasta, con medidas que tengan un respaldo moral o las que conduzcan hacia el bienestar y la felicidad de los hombres. Cuando comenzó su culto a la desobediencia de las leyes, dijo: "Mientras que desobedecemos a ciertas leyes seleccionadas, nos es inconveniente mostrar nuestro acatamiento de la ley , respetando todas las demás leyes".

Además, la violación de la ley estaba abierta, invitando a la vergüenza y el sufrimiento como consecuencia de dicho incumplimiento. Aquí, entonces, era su objeción al secreto; La verdad y la no violencia eran atributos inseparables de su incumplimiento de la ley, su desafío a la ley deriva de la moralidad, y al igual que Sócrates, se presentó alegremente a la pena, dijo : "Satyagraha (la insistencia por la verdad) es como un árbol de higuera con innumerables ramas, la desobediencia civil es una de esas ramas es Satya (verdad) y la otra Ahimsa (no violencia) hacen el tronco matriz de la que muchas ramas crecen".


 
El autor de este relato debe una disculpa – la que hace con todo afecto - a los todos los miembros de la Orden, que pueden sentirse ajenos a la desviación anterior en polémicas de orden político. Pero hay dos factores atenuantes: en primer lugar, una evaluación de Gandhi no puede ser completa sin una referencia a sus actividades políticas; en segundo lugar, es necesario enfatizar que sus actividades "políticas" fueron un esfuerzo de sublimación destinadas a elevar los dos lados y de hecho a toda la humanidad .
 
Con esta advertencia, uno se siente justificado al afirmar que, por todas y cada norma, Mahatma Gandhi fue un gran masón, aunque él no era un miembro regular de la Artesanía Real. Defendió y practicó el espíritu religioso en el sentido de los valores morales que son la base de la Francmasonería. Todos los miembros de la Orden le podrán considerar como un hermano digno de imitar en cualquier campo de la actividad humana. El 100 aniversario de su nacimiento en este mundo, que se celebra el 2 de octubre de 1969, merece ser celebrado por todos los masones como el centenario de uno de los más grandes entre ellos - para la piedad, la moral, alta consideración, patriotismo y, sobre todo , por la defensa de nuestro lema: "LIBERTAD, IGUALDAD, FRATERNIDAD"; "SALUD, FUERZA, UNION".
 




EL ASESINATO DE MAHATMA GANDHI

El 30 de enero de 1948 Mohamas Gandhi, (Mahatma - Alma grande), es asesinado en su residencia de Blair House en Nueva Delhi, por un grupo extremista hindú opuesto a la particion territorial del pais, solución apoyada por Gandhi, a su pesar, como inevitable. Su ejecutor es Nathura Godse, quien es detenido en el lugar de los hechos y semanas mas tarde seguido por la mayoría de sus complices.   Mohamas Gandhi   (1869 - 1948)

El climax de una espiral de violencia incontrolable     
La particion territorial de la India britanica dando lugar a la creacion de Pakistan tuvo sus mas dramaticas consecuencias en el enfrentamiento y matanzas entre hindues y musulmanes en la region del Penjab en Cachemira, al dividirsela mediante una frontera, con un balance conservador de 500.000 muertos durante dos meses a partir de agosto de 
1947. El nacionalismo y el odio religioso amenzaron tambien devorar en el otro extremo a Calcuta salvada por Gandhi al precio de un ayuno autoimpuesto que cerca estuvo de costarle la vida. Tan cerca como la bomba que le fuera arrojada sin exito en Blair House el 13 de enero por el mismo grupo extremista nacionalista que dias mas tarde lograria acabar finalmente con su vida. 

"Manu y Abha también estaban nerviosas. Sus relojes señalaban las cinco y diez, y Gandhi continuaba discutiendo con Patel. Nada detestaba más el dulce tirano que reinaba sobre sus existencias que el hacer esperar, sobre todo a los fieles de sus reuniones de oración. Pero el tono de su entrevista parecía tan serio, que ninguna de las dos se atrevía a interrumpirle. Por fin, Manu le hizo seña de que mirase la hora, Gandhi cogió su viejo «Ingersoll» que le colgaba de la cintura y se puso en pie precipitadamente. 

—Oh —dijo a Patel—, le ruego que me excuse. Ya voy retrasado para mi cita con el Señor. 

Mientras bajaba al jardín, se formó el pequeño cortejo que siempre le acompañaba. Dos de sus miembros se hallaban ausentes esta vez. Sushila Nayar, la joven médico que marchaba habitualmente delante de Gandhi, no había regresado aún del Pakistán. En cuanto al inspector que remplazaba al director adjunto de la Policía aquejado de gripe, tampoco apareció al lado de Gandhi. Había sido inesperadamente llamado al cuartel general de la Policía con motivo de una huelga de empleados municipales prevista para el día siguiente. Como todas las tardes, Manu llevaba la escupidera, las gafas y el cuaderno de reflexiones del Mahatma. Juntamente con Abha, le ofreció su hombro. Apoyándose familiarmente sobre sus «muletas», Gandhi se puso en camino. 

Para ganar tiempo, decidió atajar a través del jardín, en vez de dar el rodeo habitual. Durante todo el camino, no dejó de reprender a las dos muchachas por haberle dejado olvidar la hora. —¿Por qué tengo que consultar mi reloj? Cuento con vosotras para que me recordéis la hora. Sabéis muy bien que no tolero un solo minuto de retraso en la oración. Seguía refunfuñando al llegar ante los cuatro escalones de piedra que conducían al césped donde esperaba la multitud. Era una tarde bella y apacible. Los últimos rayos del sol formaron una aureola en torno al rostro del Mahatma cuando apareció ante los fieles. Gandhi dejó deslizarse sus dedos de los hombros de sus sobrinas-nietas y subió sin ayuda los escalones, saludando con las manos juntas. Karkaré oyó elevarse de la multitud un respetuoso murmullo: «Bapuji, bapuji.» [...] 

Manu vio de pronto a «un hombre corpulento, vestido con uniforme caqui» dar un paso hacia delante. [...] Manu creyó que este hombre quería tocar los pies de Gandhi. Alargó el brazo para apartarlo amablemente. —Hermano —protestó—, Bapu ya va retrasado veinte minutos. Nathuram Godsé la rechazó con gesto brusco y empuñó su «Beretta». Con el dedo crispado sobre el gatillo, disparó a bocajarro tres balazos sobre el pecho desnudo que se ofrecía ante él. Manu se disponía a recoger las gafas y el cuaderno que se le habían caído, cuando oyó el primer disparo. Se incorporó de un salto. Con las manos juntas en señal de saludo, su bienamado Bapu parecía todavía en movimiento, como si quisiera dar un último paso hacia la multitud. Vio cómo unas manchas enrojecían su inmaculado khadi. «He Ram!» «¡Oh, Dios mío!», suspiró Gandhi. Luego, se desplomó lentamente sobre la hierba, con las palmas de las manos apretadas todavía una contra otra en este último gesto llegado de su corazón, un gesto de ofrenda y de saludo hacia su asesino. En el hueco de un pliegue de su dhoti, que se iba inundando de sangre, Manu vio el viejo «Ingersoll» cuyo robo tanto le había apenado diez meses antes. Señalaba exactamente las cinco horas y diecisiete minutos. 

Louis Mountbatten se enteró de la tragedia cuando regresaba de un paseo a caballo. Sus primeras palabras formularon inmediatamente una pregunta que millares de personas iban a plantearse en los próximos minutos. —¿Quién es el asesino? ¿Un musulmán o un hindú? 
Nadie lo sabía aún en el palacio del gobernador general. Instantes después, acompañado de su agregado de Prensa Alan Campbell-Johnson, Mountbatten llegaba a Birla House. Una inmensa multitud se había congregado ya en torno a la puerta de entrada. Mientras el almirante se abría paso con dificultad, un hombre, con el rostro contorsionado por el odio, gritó de pronto: 

—¡El que ha matado a Gandhiji es un musulmán! 
Un súbito silencio petrificó a todos los presentes. Mountbatten se detuvo. 
—¡Estás completamente loco —gritó con todas sus fuerzas—, sabes muy bien que es un hindú! 
—¿Pero cómo diablos lo sabe usted? —le preguntó Alan Campbell-Johnson, apenas repuesto de su sorpresa. 
—No tengo ni maldita idea —respondió Mountbatten—, pero, si el asesino es un musulmán, la India vivirá una de las matanzas más espantosas que jamás haya conocido el mundo. 


Eran tantos los que compartían su angustia que el director de la Radiodifusión india tomó una decisión extraordinaria: prohibió que se anunciara inmediatamente la terrible noticia e hizo que continuara la emisión del programa que estaba en antena. Aprovechando esta demora, los jefes del Ejército y de la Policía ponían a sus fuerzas en estado de alerta de un extremo a otro del país. Sólo a las seis de la tarde, cuarenta y tres minutos después del crimen, un comunicado informó al pueblo de la India de la muerte de quien le había traído la libertad. Cada una de sus palabras había sido cuidadosamente sopesada: 
«El Mahatma Gandhi ha sido asesinado en Nueva Delhi esta tarde, a las 5'17. Su asesino es un hindú.» La India había escapado a una matanza; ya no le quedaba más que llorar.

 

ORACIÓN DE MAHATMA GANDHI

Señor, ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes
y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.

Si me das fortuna, no me quites la razón,
Si me das el éxito, no me quites la humildad,
Si me das humildad, no me quites la dignidad.
Ayúdame siempre a ver la otra cara de la medalla,
No me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar igual que yo.

Enséñame a querer a la gente como a mi mismo
Y a no juzgarme como a los demás. No me dejes caer
En el orgullo si triunfo, ni en la desesperación si fracaso.
Más bien recuérdame que el fracaso es la experiencia
que precede al triunfo.

Enséñame que perdonar es un signo de grandeza
Y que la venganza es una señal de bajeza.
Si me quitas el éxito, déjame fuerzas para aprender del fracaso.
Si yo ofendiera a la gente, dame valor para disculparme y si
La gente me ofende, dame valor para perdonar.

¡Señor… si yo me olvido de ti, nunca te olvides de mí!



FRASES CÉLEBRES DE MAHATMA GANDHI

Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.

Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio.

La voz interior me dice que siga combatiendo contra el mundo entero, aunque me encuentre solo. Me dice que no tema a este mundo sino que avance llevando en mí nada más que el temor a Dios.

La violencia es el miedo a los ideales de los demás.

Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible.

Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego.

Casi todo lo que realice será insignificante, pero es muy importante que lo haga.

No hay camino para la paz, la paz es el camino.

¿Qué es la verdad? Pregunta difícil, pero la he resuelto en lo que a mi concierne diciendo que es lo que te dice tu voz interior.

Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos.


Humildemente me esforzaré en amar, en decir la verdad,
en ser honesto y puro, en no poseer nada que no me sea necesario,
en ganarme el sueldo con el trabajo,
en estar atento siempre en lo que como y en lo que bebo,
en no tener nunca miedo, en respetar las creencias de los demás,
en buscar siempre lo mejor para todos, 
en ser un hermano para todos mis hermanos...


"Amor y verdad son las dos cosas de Dios. La verdad es el fin y el amor es el camino."  

"Con el puño cerrado no se puede intercambiar un apretón de manos."  

"Con mi muerte lograrán tener mi cuerpo, más no mi sumisión"  

"El amor es la fuerza más humilde, pero la más poderosa de que dispone el mundo."  

"El día que pueda tocar una estrella, ese día dejaré de vivir en un país tan injusto."  

"El nacimiento y la muerte no son dos estados distintos, sino dos aspectos del mismo estado."  

"El que retiene algo que no necesita es igual a un ladrón."  

"En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle."  

"Entiendo por religión, no ya un conjunto de ritos y costumbres, sino lo que está en el origen de todas las religiones, poniéndonos cara a cara con el Creador."  

"Estoy comprometido con la verdad, no con la consistencia."  

"Ganamos justicia más rápidamente si hacemos justicia a la parte contraria."  

"He tomado sobre mis espaldas el monopolio de mejorar sólo a una persona, y esa persona soy yo mismo, y sé cuán difícil es conseguirlo."  

"Imagino que sé lo que significa vivir y morir como no violento. Pero me falta demostrarlo mediante un acto perfecto."  

"Imperfecto como soy, comencé con hombres y mujeres imperfectos, por un océano sin rutas."  

"La alegría está en la lucha, en el esfuerzo, en el sufrimiento que supone la lucha y no en la victoria."  

"La causa de la libertad se convierte en una burla si el precio a pagar es la destrucción de quienes deberían disfrutar la libertad."  

"La enfermedad es el resultado no sólo de nuestros actos sino también de nuestros pensamientos."  

"La fuerza no proviene de la capacidad física sino de la voluntad indomable."  

"La humanidad no puede liberarse de la violencia más que por medio de la no violencia."  

"La mujer es la compañera del hombre, dotada de las mismas capacidades mentales. Ella tiene derecho a participar en los mas mínimos detalles en las actividades del hombre, y tiene el mismo derecho que él a la libertad".  

"La muerte no es más que un sueño y un olvido". 

"La no violencia y la cobardía son términos contrarios. La no violencia es la mayor virtud, la cobardía es el mayor vicio. La no violencia siempre sufre, la cobardía provoca sufrimiento. La no violencia perfecta es la mayor valentía. La conducta no violenta no es desnaturalizante, la cobardía siempre lo es".  

"La no cooperación esta dirigida no contra los hombres sino contra los medios. No esta dirigida contra los gobiernos sino contra el sistema que ellos dirigen. Las raíces de la no cooperación no yacen en el odio sino en la justicia, sino en el amor".  

"La plegaria no es un entretenimiento ocioso para alguna anciana. Entendida y aplicada adecuadamente, es el instrumento más potente para la acción."  

"La religión es un solo árbol con muchas ramas. Si no vemos mas que las ramas, diremos que hay muchas religiones, pero si vemos todo el árbol, comprenderemos que hay una sola religión".  

"La tarea que enfrentan los devotos de la no violencia es muy difícil, pero ninguna dificultad puede abatir a los hombres que tienen fe en su misión." 

"La tristeza de la separación y de la muerte es el más grande de los engaños."  

"La verdad es el objetivo, el amor el medio para llegar a ella."  

"La verdad es totalmente interior. No hay que buscarla fuera de nosotros ni querer realizarla luchando con violencia con enemigos exteriores."  

"La verdad jamás daña a una causa que es justa."  

"La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo. ¿Qué otro libro se puede estudiar mejor que el de la Humanidad?" 

"La voz interior me dice que siga combatiendo contra el mundo entero, aunque me encuentre solo. Me dice que no tema a este mundo sino que avance llevando en mí nada más que el temor a Dios."  

"Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena."  

"Lo mismo que un árbol tiene una sola raíz y múltiples ramas y hojas, también hay una sola religión verdadera y perfecta, pero diversificada en numerosas ramas, por  

"Lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia."  

"Los grilletes de oro son mucho peores que los de hierro."  

"Los medios impuros desembocan en fines impuros."  

"Más que los actos de los malos, me horroriza la indiferencia de los buenos."  

"Más vale ser vencido diciendo la verdad, que triunfar por la mentira.  

"Me parece tan claro como el día que el aborto es un crimen."  

"Mi arma mayor es la plegaria muda."  

"Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible."  

"No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias."  

"No dejes que se muera el sol sin que hayan muerto tus rencores."  

"No escuches a los amigos cuando el amigo interior dice: ¡Haz esto!"  

"No hay camino hacia la paz, la paz es el camino."  

"No me gusta la palabra tolerancia, pero no encuentro otra mejor.

El amor empuja a tener hacia la fe de los demás el mismo respeto que se tiene por la propia." 
 

"No puedo tolerar la menor concesión a la mentira en mis escritos. Estoy dispuesto a rechazar todo lo que se consiga con mengua de la verdad y, por otra parte, estoy convencido de que no hay mas religión que la verdad".  

"No quiero mi casa amurallada por todos lados ni mis ventanas selladas. Yo quiero que las culturas de todo el mundo soplen sobre mi casa tan libremente como sea posible. Pero me niego a ser barrido por ninguna de ellas. Me niego a vivir en casa ajena como un intruso, un mendigo o un esclavo".  

"No se nos otorgará la libertad externa más que en la medida exacta en que hayamos sabido, en un momento determinado, desarrollar nuestra libertad interna." 

"Ojo por ojo, y el mundo se quedará ciego."  

"Parece que Dios ha sido destronado. Dejadnos reponerlo en nuestros corazones.
(Frase en un comunicado de su vigésimoprimer día de ayuno, 1924) 


"Perdonar es el valor de los valientes. Solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa, sabe amar."  

"Primero te ignoran, despues se ríen de tí, luego te atacan, entonces ganas."  


"Que mi detención no perturbe a mis compañeros o a la gente en general, gracias a ella no soy yo sino Dios quien guía al movimiento."  

"Quien no es capaz de perdonar, destruye el punto que le permitiría pasar por él mismo. Perdonar es olvidar. El hombre perdona y siempre olvida; en cambio la mujer solamente perdona." 

"Quisiera sufrir todas las humillaciones, todas las torturas, el ostracismo absoluto y hasta la muerte, para impedir la violencia."  

"Sé el cambio que quieras ver en el mundo."  

"Si no tenemos miedo de los hombres y buscamos sólo la verdad de Dios, estoy seguro de que todos podremos ser sus mensajeros. En lo que a mi respecta, creo sinceramente que respondo a estas dos condiciones."  

"También seria inconcebible encontrar en mis escritos una sola palabra de odio. ¿no es el amor lo que hace vivir al mundo?. No hay vida donde no esta presente el amor.. La vida sin amor conduce a la muerte. El amor y la verdad representan dos caras de una misma medalla..... Estoy seguro de que por medio de estas dos fuerzas se puede conquistar al mundo entero".  

"Todo lo que se come sin necesidad se roba al estómago de los pobres."  

"Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo crea en él."  

"Un minuto que pasa es irrecuperable. Conociendo esto, ¿cómo podemos malgastar tantas horas?"  

"Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales."  

"Uno debe ser tan humilde como el polvo para poder descubrir la verdad."  

"Vale más gozar con el cuerpo que gozar con el pensamiento."  

"Vive más sencillamente para que otros puedan sencillamente vivir." 


Puedo ver, que mientras todo lo que me rodea,
está en un continuo cambio, continuamente muriendo,
por debajo de esos cambios hay un poder permanente, que no cambia;
que mantiene todas las cosas unidas, que crea, disuelve y recrea,
ese poder que conforma el espíritu, es para mí el único benevolente,
porque puedo ver que en medio de la muerte, la vida permanece,
que en medio de la mentira, la verdad prevalece,
que en medio de la oscuridad, la luz se mantiene,
y por eso concluyo que dios es vida, verdad, luz, Él es amor,
Él es el bien  supremo. 




ANÉCDOTAS DE MAHATMA GANDHI
 
¿RIQUEZA O SABUIDURÍA?  -  LA FIRMA

Cuenta la historia que cuando Mohandas Karamchand Gandhi estudiaba en la Escuela de Derecho en Londres el profesor Peters sentía una repudiable animadversión por él.

Después de un examen le hizo la siguiente pregunta: “Señor Gandhi, usted va caminando por la calle y se encuentra con una bolsa; dentro están la sabiduría y mucho dinero ¿cuál de los dos escogería?”

Gandhi respondió sin titubear: “¡Naturalmente que el dinero profesor!”

El profesor Peters sonriendo, le dijo: “Pues yo, en su lugar, hubiera preferido la sabiduría ¿No le parece?”

A lo que Gandhi respondió: “Profesor, cada uno toma lo que no tiene.”

El profesor Peters, histérico y fuera de sí, escribió en la hoja del examen, “¡IDIOTA!” y se la devolvió al joven Gandhi. Gandhi cogió la hoja y se sentó. Al cabo de unos minutos se dirigió nuevamente al profesor y le dijo: “Profesor Peters, usted me firmó la hoja, pero no me puso la nota.”

.·. .·. .·.

EL PÁJARO Y EL CERDO

Un dia el profesor Peters estaba almorzando en el comedor de la Universidad y el alumno viene con su bandeja y se sienta al lado del profesor.

El profesor, altanero, le dice:

-“Señor Gandhi usted no entiende...Un puerco y un pájaro, no se sientan a comer juntos”.

A lo que contesta Gandhi: -“Esté usted tranquilo profesor...yo me voy volando”, y se cambia de mesa.
 

 .·. .·. .·. 

NO COMER AZÚCAR (sobre la coherencia)
 

Una madre llevó a su hijo ante Mahatma Gandhi e imploró: Por favor, Mahatma, inste a mi hijo a no comer azúcar.

Gandhi, después de una pausa, pidió: tráigame a su hijo de aquí a dos semanas.

Dos semanas después, ella volvió con el hijo. Gandhi miró bien profundo en los ojos del muchacho y le dijo: No coma azúcar.

Agradecida, pero perpleja, la mujer preguntó: ¿Porqué me pidió dos semanas? ¡Podía haber dicho lo mismo antes!.

Y Gandhi respondió: Hace dos semanas atrás, yo estaba comiendo azúcar.


.·. .·. .·.
CUANDO SE LE CAYÓ UNA ZANDALIA

En cierta ocasión, cuando Mahatma Gandhi estaba subiendo a un tren, una de sus sandalias se cayó a la vía. Gandhi y sus acompañantes trataron de recuperarla, pero sin éxito pues el tren ya se encontraba en marcha.

Ante la sorpresa de todos, Gandhi con total calma se sacó su otra sandalia y la arrojó igualmente a la vía. Los acompañantes de Gandhi asombrados le preguntaron: ¿Por qué has hecho esto? a lo que él respondió: Ahora el pobre hombre que encuentre la sandalia tirada en la vía tendrá el par y las podrá usar.




BIOGRAFÍA DE MAHATMA GANDHI


MAHATMA GANDHI

´Sólo hay un sabio en nuestro siglo: es Gandhi´, decía Einstein. El homenaje tiene su peso, viniendo del inventor arrepentido de la bomba atómica.






GANDHI Y LA MARCHA DE LA SAL








HACIA LA VERDAD

Importantes palabras de Mahatma Gandhi, que todo hombre debe escuchar  sobre:

1 - (
00:00) La búsqueda de la Verdad. La ley eterna del amor. Cristo. La belleza. El camino a seguir. 

2 - (
12:30) La unidad (somos una sola cosa). La Verdad, el amor, el odio. 

3 - (
16:30) Pobreza, trabajo, salario, comida, hambre, libertad, justicia. Un buen uso de la ciencia. La civilización. Millonarios, hambrientos. 

4 - (
22:40) Libertad. Jefes, políticos. El mayor bien de todos. La Verdad y la no-violencia. Amor, odio, amigo, enemigo. Injusticia. Explotación. La actitud ante la voluntad del tirano. Un mundo unido.






MAHATMA GANDHI O EL PODER DEL ESPÍRITU
Por: Dr.  R.·.H.·. Jorge Elias Adoum


Es una breve pero intensa conferencia del doctor Jorge Elias Adoum que hará vivir en nuestros corazones el recuerdo, la vida y la historia de un hombre que amó sin deseos, que dió sin recibir, que se sacrificó sin pedir recompensa... el gran Mahatma Gandhi.





UNA FUERZA MAS PODEROSA / GANDHI / NASHVILLE
Como la filosofía de "la No Violencia" se aplicó en 
la ciudad de Nashville - USA





LA INDIA DE GANDHI





REFLEXIONES DE GANDHI SOBRE LA VERDAD



CXLV ANIVERSARIO DE SU NACIMIENTO
02 - Octubre - 2014





GANDHI - LA PELÍCULA


   
Copyright © 2007 - 2018 Masoneria Virtual